Tras la muerte de “Tirofijo”: Perspectivas para las FARC y la lucha de clases en Colombia – x Aníbal Montoya

¿Deben autodisolverse las FARC? En absoluto. Las FARC pueden y deben jugar un papel muy útil, pero actuando como un complemento a la lucha de las ciudades

La muerte de Manuel Marulanda “Tirofijo”, el legendario dirigente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), reabre un debate sobre las perspectivas para las FARC y para la lucha de clases en Colombia. En los últimos meses, las FARC recibieron golpes duros con el asesinato de dos de sus principales dirigentes, Raul Reyes e Iván Ríos, números 2 y 4 respectivamente de la dirección de la organización guerrillera. No obstante, las FARC aún controlan una buena parte del territorio colombiano (fundamentalmente en las selvas) y mantienen una presencia activa con más de 15.000 combatientes.

La persistencia de las FARC durante cuatro décadas está enraizada en causas sociales y económicas muy profundas: el atraso del país, la concentración de la tierra en manos de los terratenientes, la opresión de los campesinos pobres y los trabajadores, y las lacras generadas por un capitalismo decadente: droga, pobreza, miseria, etc.

Cf. versão integral em: La Haine

Comentários